Las opciones para hacer proyectos son más de las que imaginas

La Gestión de Proyectos es una profesión dinámica, muestra de ello es la cantidad de opciones que existen para afrontar un proyecto. Aquí describiremos algunas de ellas.

Una forma visible de la evolución en la Gestión de Proyectos es la aparición de nuevas metodologías, métodos y marcos de trabajo para desarrollar proyectos. Algunos de ellos han sido probados y comprobados por organizaciones y profesionales en todo el mundo hasta el punto que ya son populares y por tanto resulta obligatorio conocerlas por varios motivos:

  • Dirigir la carrera como líder de proyectos hacia una de ellas hasta convertirse en experto.
  • Aprender de otros profesionales en proyectos que dominan métodos diferentes.
  • Los contratistas utilizan estas opciones y es necesario entenderlas para tener el criterio de decidir si convienen para el próximo proyecto.
  • Por último, la más importante, ampliar las fronteras. El hecho de conocer y haber utilizado una sola forma de gestionar proyectos no significa que no existan más alternativas.

Varias de las opciones para gestionar proyectos que se han popularizado corresponden a los métodos adaptativos y surgen de la combinación de las filosofías Lean, Agile y Kanban. Inicialmente se han utilizado y madurado en el sector del software y la tecnología, sin embargo, ya empiezan a encontrarse en otras industrias y por eso cada persona que trabaje en proyectos debe familiarizarse con propuestas que giran en torno a estas 3 filosofías. A continuación, se describen las más importantes:

Scrum

Es el método adaptativo más usado en proyectos. Su principal aporte a la gestión de proyectos es “aterrizar” los valores de Agile a la práctica por medio de un marco de trabajo con pautas y reglas claras para que las organizaciones las apliquen en una infinidad de posibilidades, incluyendo los proyectos.

En caso de tener varios equipos trabajando con Scrum en un proyecto relativamente grande, aparecen otros métodos que siguen en el marco del mundo Agile y Scrum que sirven para la coordinación de dichos equipos, entre ellos tenemos:  Scrum of Scrums (SoS), Scale Agile Framework (SAFe®), y Large Scale Scrum (LeSS).

DevOps

Típicamente en las organizaciones, las operaciones y los proyectos actúan como “islas independientes”, lo cual genera inconvenientes que todos conocemos. DevOps busca que las áreas de operaciones y proyectos trabajen de la mano para entregar valor continuamente, en vez de hacerlo de una manera escalonada o por fases como ocurre en varios de los métodos de Gestión de Proyectos.

DevOps se ajusta muy bien a la industria del software. Por ejemplo, los usuarios con el aplicativo instalado empiezan a solicitar nuevas funcionalidades, las cuales son recolectadas por los encargados de supervisar el negocio y llevadas a los equipos de proyecto para que rápidamente las desarrollen y luego las coloquen en la siguiente actualización. Aunque esto parece la estructura y objetivo de cualquier método, la ventaja de DevOps es la velocidad con la cual se entregan nuevas funcionalidades para el usuario, es decir, el usuario puede obtener las nuevas prestaciones en cuestión de días en vez de esperar semanas o inclusive meses.

Disciplined Agile (DA)

Es evidente que hay muchas opciones para gestionar proyectos, pero la regla será siempre “Escoger la que mejor se ajuste al proyecto” y en ese sentido se diseñó Disciplined Agile, la cual no se concentra en una sola forma de hacer las cosas, sino que establece un conjunto de herramientas o métodos ya conocidos para que las organizaciones decidan cual es la más conveniente para cada caso.

Una característica de Disciplined Agile es que incluye la premisa: “El equipo escoge la opción que mejor se ajuste a su forma de trabajo”. Dichas opciones pueden corresponder a Scrum, Kanban, SAFe®, entre otras; pero el punto de partida será la selección del ciclo de vida que responda a las características del proyecto. Específicamente, Disciplined Agile define “6 + 1” ciclos de vida:

  1. Agile (Basado en Scrum)
  2. Continuous Delivery (Agile)
  3. Continuous Delivery (Lean)
  4. Exploratorio (Basado en Lean Startup)
  5. Lean (Basado en Kanban)
  6. Programa (Usado para organizar varios equipos agiles trabajando en un mismo proyecto)
  7. Waterfall (Adicional a los 6 ciclos de vida básicos, Disciplined Agile recuerda que la forma tradicional, predictiva o tipo cascada de gestión de proyectos sigue siendo una opción válida para desarrollar los proyectos)

Scrumban

Se considera como un método Híbrido dentro de las alternativas ágiles. Este consiste en gestionar el proyecto a través de Scrum y combinarlo con las herramientas de Kanban para la visualización y organización del flujo de trabajo del equipo. En la práctica, es común utilizar un tablero Kanban para el desarrollo de proyectos bajo Scrum, pero Scrumban va un poco más allá porque su objetivo es combinar las ventajas de los 2 métodos.

Finalmente, los métodos para los proyectos están en la mesa, de hecho existen más de los mencionadas en este artículo; y seguirán apareciendo porque la Gestión de Proyectos es dinámica. El siguiente paso es empezar a explorar estas y otras opciones, ya sea solas o combinadas en forma híbrida que pueden facilitarle el desarrollo de su próximo proyecto.

Si quieres compartir tu experiencia alrededor del tema, te invito a comentar este artículo. También espero que te suscribas para que sigas recibiendo artículos e información con sentido práctico en Gestión de Proyectos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *